Con perro por un día

Quien me conozca sabrá que soy defensora de los gatos a muerte. Por muchas razones, hasta por la entrañable antipatía de sus miradas… Son tan antipáticos que rozan la ternura.

Lo que siempre he echado de menos es lo de llevarlos con una correa. He llevado a gatos con correa -Kiko, el que tenía cuando era pequeña; aunque la experiencia no fue demasiado positiva y se escapó a las vías del tren-, y he llevado a conejos varios.

Pero es más gratificante con un perro. Así que hoy, gracias a Momo, el perro del hermano de Ali, me he sentido “chica con perro” unas horas…

Y que los felinos me perdonen.

2013-07-25 19.51.29

2013-07-25 20.07.36

2013-07-25 20.07.43

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Realidades del día a día y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s