El incendio de Pamela Courson

De aspecto delicado –muy delgada, no llegaba al metro sesenta de estatura-, piel lechosa, espolvoreada de pecas de canela; sonrisa blanca y pura, como de niña; ojos verde azulados y una larga y lisa cabellera roja, peinada con raya en el medio, en consonancia con la moda hippie, la cual también se reflejaba en su vestuario: camisolas amplias de bordados exóticos, vestidos sueltos, pantalones vaqueros. Su delicadeza y aparente vulnerabilidad disfrazaban un carácter dominante, rebelde y autodestructivo, emocionalmente desequilibrado, rayante en la locura. Así era la que muchos críticos musicales definen como una de las figuras más enigmáticas de la década de los sesenta.

Pamela Courson en 1970

Pamela Courson en 1970

Hoy se cumplen 40 años del sórdido fallecimiento, en 1974, de Pamela Susan Courson, que hubiera podido considerarse una integrante más del funesto “Club de los 27” en caso de haber sido rockera, pues tenía 27 años en el momento de su muerte. Pero su relación con el rock –desde luego, no carente de importancia- se debe a su atormentado noviazgo con Jim Morrison, líder de The Doors. Ella es la musa que se esconde tras la mayoría de temas de la banda: la misteriosa habitante de “Love Street”, la “Reina de la carretera”, la destinataria de “Orange County Suite”, esa compleja canción que ninguno de los Doors –salvo el propio Morrison, el compositor- llegó a comprender jamás del todo.

Fue precisamente en el Condado de Orange, al sur de la californiana ciudad de Los Ángeles, donde Pamela pasó su adolescencia -había nacido en Weed en 1946-. Era hija del director de un instituto público y se constituía como un ser rebelde, casi salvaje, desde temprana edad, malhumorado y solitario, con un aire misterioso. Aunque inteligente y despierta, nunca puso demasiado interés en los estudios y, en cuanto tuvo ocasión, se marchó a los Ángeles a vivir con una amiga y estudiar Arte. Allí se inició en las drogas y estableció contacto con los rockeros del momento. Es un secreto a voces que ella fue la “chica de canela” de la famosa canción “Cinnamon Girl” de Neil Young.

A los diecinueve años, Pamela ya tenía varios amantes. Los dos más importantes, que no la abandonarían nunca, fueron el actor Tom Baker y Jean de Breteuil, aristócrata francés que se ganaba la vida como camello –él fue, de hecho, quien suministraba la droga a la muchacha-. A esa edad conoció a Jim Morrison en el London Fog, un local de segunda donde actuaban The Doors antes de alcanzar el éxito. Fue un flechazo. Él tenía 22 años y unas cuantas amantes que merodeaban a su alrededor. Pero Pamela cambió su vida. Ambos se reconocían como salvajes, independientes, inestables emocionalmente, incapaces de comprometerse con nada o con nadie. Sus caracteres resultaban tan similares que chocaban exquisitamente. Jim la definió como su alma gemela, “su pareja cósmica”. Desde que se conocieron, iniciaron una tormentosa relación interrumpida constantemente por violentas discusiones, peleas físicas e infidelidades por parte de ambos, que a veces duraban meses. Sin embargo, después de cada aventura, siempre se buscaban el uno al otro.

Jim Morrison y Pamela Courson en 1967

Jim Morrison y Pamela Courson en 1967

Pamela Courson y Jim Morrison en los años sesenta

Pamela Courson y Jim Morrison en los años sesenta

Pam a menudo se frustraba por no poder doblegar la rebeldía de Jim. En realidad, él comía de su mano, deslumbrado por la espontaneidad e inocencia salvaje de la joven a la que conoció siendo casi una niña. Le compró una boutique que ella bautizó “Themis” por la diosa griega de las leyes, y la llenó de ropajes exóticos e hiperbólicos que a menudo importaba de Marruecos. La tienda fue más un gasto que una inversión, pero a Jim jamás le preocupó el dinero, y sí tener contenta a Pam. Se inspiraba en ella para escribir sus poemas y canciones; compuso “Twentieth Century Fox” –“La moderna del siglo XX”-, en la que la definía del siguiente modo:

Bueno, ella es delgada, como está de moda,

y es impuntual, siguiendo la moda.

Nunca montaría un escándalo,

jamás rompería una cita.

Pero ella no se arrastra;

tan solo, contempla su forma de moverse.

.

Es la moderna del siglo XX:

sin lágrimas, sin miedos,

sin años perdidos

y sin relojes.

.

Es la reina del descaro

y es la dama que espera.

Desde que su mente abandonó la escuela,

nunca ha dudado.

No perderá el tiempo

en charlas elementales.

.

Porque es la moderna del siglo XX:

tiene al mundo metido

en una caja de plástico.

.

La adicción de Pam por la heroína no hacía sino aumentar, mientras Jim se sentía un impotente testigo, ahogado en su alcoholismo. Ambos eran conscientes de su propio proceso de autodestrucción y se lo reprochaban mutuamente. Parecían destinados a consumirse juntos en el incendio que brotaba de los cabellos de Pam. Ella cada vez detestaba más a los Doors, llegando a chantajear a Jim para que los abandonara amenazándole con romper con él definitivamente. Después de grabar su último álbum en 1971, L. A. Woman, Jim dejó la banda y se fue a vivir con Pamela a París, dedicado totalmente a su faceta poética. Allí pasaron unos meses de relativa calma, hasta que el 3 de julio de ese año, Morrison falleció en extrañas condiciones; oficialmente, por una sobredosis. Pamela, un médico amigo suyo y su antiguo amante, Jean de Breteuil –al que seguía viendo, y que fue quien le proporcionó la droga a Jim que supuestamente acabó con su vida- fueron los únicos que vieron el cadáver conociendo su identidad, antes de que este fuera enterrado en el cementerio parisino de Pere Lachaise.

Pamela Courson y Jim Morrison posando en Themis en 1970

Pamela Courson y Jim Morrison posando en Themis en 1970

Pamela Courson y Jim Morrison posando en Themis en 1970

Pamela Courson y Jim Morrison posando en Themis en 1970

Jim Morrison y Pamela Courson en 1970

Jim Morrison y Pamela Courson en 1970

Jim, en su testamento, dejó a Pam como heredera única, por lo que hubo quien sospechó que ella tuvo algo que ver con su muerte. Sin embargo, los tres años que le sobrevivió, Pamela cayó en una espiral de vicio, decadencia y locura. Se definía como la esposa de Jim Morrison y llegaba incluso a decir que esperaba una llamada de su marido. Su drogadicción la condujo a una sobredosis mortal en 1974. Fue enterrada a los 27 en el cementerio del Condado de Orange con el nombre de Pamela Morrison.

En vida de Jim, Pam fue quien le animó a publicar sus dos libros de poemas y, después de muerto, organizó sus cuadernos y anotaciones para que fueran editados de forma póstuma. En los libros que publicó a finales de los sesenta, en la dedicatoria de Jim podemos leer: “A Pamela Susan”. Y es que él, a pesar de lo tormentoso de la relación, la amó profunda y desgarradoramente hasta el final. En su famosa canción “L. A. Woman”, dedicada a ella, escribió lo siguiente, pensando en el color de fuego de su pelo:

Veo que tu cabello arde,

las colinas se incendian.

Si te dicen que nunca te amé,

sabrás que mienten.

Jim Morrison y Pamela Courson en 1970

Jim Morrison y Pamela Courson en 1970

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crítica musical, Fechas señaladas, Literatura, Música, Rock & Roll y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a El incendio de Pamela Courson

  1. Eric dijo:

    Hay amores que matan. Toda la vida Jim Morrison es un amor espinoso al que no dejaba de agarrarse, aunque al final terminó desangrándose. Imagino que murió feliz.

    • Se agarraron siempre el uno al otro a pesar de lo tormentoso de la relación. Fueron la más clara personificación de la parábola de los erizos esbozada por Schopenhauer…

      • alejandro-korz dijo:

        Simples adictos… nada más. Cualquier persona podría ser mejor persona que ellos y cambiar el mundo a un grado mayor, si quisiera en serio.

        Simples adictos, sólo eso.

  2. Ricardo dijo:

    ¡Wow! Buen post!! : )

  3. Pingback: Pamela Courson y su mundo “de color naranja intenso” | Marina Casado

  4. thartac dijo:

    Ha sido una grata sorpresa y una delicia, pues los Doors y Jim fueron y son mis favoritos.

  5. Pingback: “The Doors” de Oliver Stone: un videoclip de dos horas | Marina Casado

  6. Es dificil alejarse del amor que muchos años te ha acompañado, hundirse con razones,,, el aun me espera :c

  7. Caí aquí de casualidad causalidad, pero que buen post Marina. Q lujo. Gracias

  8. ya que la zorra del siglo 20 es un mito yo diria y afirmo que hubo mas de una zorra del siglo 20 su madre y hermana siempre estaban pamela fue y sera la primera pero hubo muchas mas

  9. Fantástica historia, una relación autodestructiva basada en la atracción sentimental más pura conocida por el ser humano, el amor.
    Felicidades excelente trabajo de periodístico y literario.

  10. Raúl Ríos Trujillo dijo:

    Hermoso post, tenga su abrazo buena poeta…

  11. jessica mendoza dijo:

    me encanto tu post!!!!

  12. Pingback: Literatura clásica y contemporánea en “L.A. Woman”, de The Doors | Marina Casado

  13. Cecilia dijo:

    Un gran historia d amor con idas y vuelta, jim Morrison un bombom pero muy salvaje,me hubiera gustado vivir en su época y admirar su música pero tengo 28 años.

  14. Maira dijo:

    Creo que Jim amo demasiado a Pam a pesar de todas las publicaciones testimonios libros etc. El amor era sincero lo cual a mucha gente no le gusta pero a Jim como a todo loco le encantaba digan lo q digan el la amo y su amor en llamas arde en todos los temas de the doors .

  15. Sosa dijo:

    Como seria esa amor sin las drogas y si excesos, simplemente no existirian los doors, y no se supiera nada de ese loco amor de pam y jim………

  16. Sosa dijo:

    Amar….asi deberiamos amar todos con locura y tratar de ser felices, como lo buscaron pam y jim, claro sin drogas, ellos se amaron sin prejuicios y asi murieron, muy buena publicacion de pam y jim, amo a los doors, me encanta todo ese misterio de las imagenes, saludos, 😃

  17. Walid dijo:

    Pam murió de desamor 😔 muy buen post 👌

  18. Giovanni dijo:

    Excelente post! , muchas gracias. No tenia ni idea de la musa que inspiro a este genio.

  19. joel vargas dijo:

    Mi hijo nacio el 3 de julio dia en que murio Jim Morrison… Y mi esposa nacio el 24 de noviembre dia eque murio Fredy Mercury…. Dos grandes del rock

  20. Gina Varela dijo:

    Un amor total, desgarrador, apasionado, real… ya estan libres en el cosmos Jim y Pam … 💕💖

  21. Paloma Denis Navarro dijo:

    Par de drogadictos y promiscuos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s